Pasar al contenido principal
Alexys Lozada
José Luján
Manuel Rodriguez
José Luján
Luis Avilés
Álvaro Felipe
José Luján
Beto Quiroga
Jonathan MirCha
Jonathan MirCha
Álvaro Felipe
Alexys Lozada, Álvaro Felipe, Jonathan MirCha
Beto Quiroga
Alexys Lozada
Alexys Lozada
José Luján
Álvaro Felipe
Álvaro Felipe
Jonathan MirCha
Jonathan MirCha
Alexys Lozada, José Luján
Alexys Lozada, José Luján
Alexys Lozada, José Luján
Camilo Adobe
Álvaro Felipe
José Luján
Jonathan MirCha
Álvaro Felipe
Álvaro Felipe
Beto Quiroga, Alexys Lozada
Álvaro Felipe
Juan Villalvazo
Luis Avilés
Jonathan MirCha
Jonathan MirCha
Jonathan MirCha

Usando Alias en Linux

Usando Alias en Linux

Una de las tantas cosas por las que agradezco usar linux es el uso de Alias, tal vez te suene familiar si haz trabajado con bases de datos pues en distintos contextos proponen casi lo mismo, en teoría son apodos que se utilizan para abreviar ciertas cosas de una manera mas corta sin tener que estarlas escribiendo todo el tiempo.

En Sistemas GNU Linux es muy común usarlos para desencadenar cadenas de procesos en simultáneo sin tener que estar reescribiendo los comandos una y otra vez.

Ejemplo: tenemos una carpeta que se encuentra en nuestro servidor local y siempre que comenzamos a trabajar accedemos a ella pero tiene una ruta muy larga tipo

cd /var/opt/lamp/htdocs/miproyecto/assets/sass/

Aquí es cuando alias entra en uso para poder asignar una abreviación que ejecute el mismo comando.

Vamos a nuestra terminal y escribimos:

alias proyecto=”/home/opt/lampp/htdocs/miproyecto/assets/sass/”

De esta manera al digitar proyecto en nuestra terminal automáticamente nos posicionará en la ruta de nuestro proyecto, muy sencillo no?

¿Pero qué pasa si cerramos nuestra terminal?, automáticamente los alias se eliminan y tendremos que volverlos a escribir

¿Como realizamos alias que no se pierdan?

Hay muchas formas de hacerlo pero la mas sencilla es escribir nuestros alias en el archivo de configuración de nuestra consola, para encontrar el archivo bastará con buscarlo en nuestro home

cd ~/ && ls -la

Utilizamos el flag -la para mostrar los archivos ocultos, el archivo que estamos buscando se llama .bashrc así que vamos a editarlo con permisos de administrador

sudo nano .bashrc

Dentro del archivo vamos a escribir nuestros alias hasta la parte baja de nuestro archivo

Añadir alias a nuestro .bashrc

Guardamos el archivo y listo tendremos nuestros alias disponibles siempre que ejecutemos la consola

Otra técnica es separar nuestros alias en un archivo distinto para que cuando nos toque migrar de sistema operativo no perdamos nuestras configuraciones, esto se hace creando el archivo .bash_aliases, por default no existe así que vamos a crearlo y dentro guardaremos todos nuestros alias de tal forma que cuando migremos solo bastaría con respaldar este archivo

sudo touch ~/.bash_aliases

Aunque parezca sencillo es muy útil por ejemplo justo ahora estoy trabajando en un proyecto donde necesito levantar una tarea de SASS, montar mi servidor local y abrir mi editor de texto.

He creado un alias para ejecutar estos 3 proceso a la vez

alias cf="/opt/lampp/lampp start;code ~/www/casaferro_oficial/;cd ~/www/casaferro_oficial/wp-content/themes/casaferro/assets && gulp";

Con ese alias

1-. Levanta el servidor local

2-. Abre VSCODE con mi proyecto

3-. Levanta mi tarea de Gulp

Nota que los proceso los podemos separar con punto y coma ( ; ). Con esto ahorramos los 2 minutos que nos tardamos todos los días cuando encendemos nuestro equipo para trabajar sobre el mismo proyecto.

Ahora solo es cuestión de que eches a volar tu imaginación y hagas tus propios alias.

 

Muchas gracias comunidad y nos vemos en la siguiente entrega con más!

 

Suscríbete al blog de EDteam

Ingresa tu correo electrónico para recibir nuestro boletín semanal