Pasar al contenido principal

🔥 Hoy comenzamos la especialidad en programación backend con PHP con Yesi Days ¡La primera clase es en vivo y gratis! 😍 Reserva tu lugar. Comienza en:

Alexys Lozada
José Luján
Manuel Rodriguez
José Luján
Luis Avilés
Álvaro Felipe
José Luján
Beto Quiroga
Jonathan MirCha
Jonathan MirCha
Álvaro Felipe
Alexys Lozada, Álvaro Felipe, Jonathan MirCha
Beto Quiroga
Alexys Lozada
Alexys Lozada
José Luján
Álvaro Felipe
Álvaro Felipe
Jonathan MirCha
Jonathan MirCha
Alexys Lozada, José Luján
Alexys Lozada, José Luján
Alexys Lozada, José Luján
Camilo Adobe
Álvaro Felipe
José Luján
Jonathan MirCha
Álvaro Felipe
Álvaro Felipe
Beto Quiroga, Alexys Lozada
Álvaro Felipe
Juan Villalvazo
Luis Avilés
Jonathan MirCha
Jonathan MirCha
Jonathan MirCha

¿Vale la pena anunciar en páginas amarillas?

Paginas amarillas

Hace unos años, anunciar en Páginas Amarillas era casi una obligación para cualquier negocio pues, ¿de qué otra forma tus posibles clientes iban a contactarte? No existía Google, Facebook ni toda la información estaba al alcance de un clic como ahora. Entonces las Páginas Amarillas podían poner las condiciones que ellos quisieran.

Con el tiempo las cosas cambiaron, las computadoras bajaron en costos y las Páginas Amarillas intentaron adaptarse con una versión en CD (que no tuvo gran acogida) y luego una versión en internet. El error era creer que aún eran el canal exclusivo entre el negocio y el cliente; por lo que seguían aplicando medidas desproporcionadas, abusivas y hasta coercitivas con las empresas. Pagar entre 180 a 400 dólares al mes solo para que aparezca tu logo, tu teléfono y tu dirección en su directorio es un robo mayúsculo. ¿Quién, en su sano juicio, entra por internet a las páginas amarillas y una vez dentro busca una empresa? Nadie. Vamos directamente a Google y buscamos, o publicamos en Facebook algo como “Conocen un buen restaurante para ir con mi esposa este fin de semana” y nos llegará más de una recomendación. Y si solo queremos que nuestros datos aparezcan en Internet (sin nada demasiado complejo como diseñar una sitio web completo) basta con crear una página en Facebook, un canal de YouTube o una página de negocio en Google+ y sin pagar un céntimo, invirtiendo solo un poco de tiempo.

Pero para Páginas Amarillas (o Hibu como se hacen llamar ahora) todo esto no es verdad, te contarán casos de negocios que multiplican sus ingresos por anunciar con ellos, y que sus costos de escándalo se justifican por la cantidad de nuevos clientes que te harán conseguir. Pero, vamos a lo cierto, soy desarrollador web y crear un directorio como el de ellos me tomaría una semana (o dos a lo mucho) y luego añadir cada empresa (logotipo, telefono, direccion y correo) no me tomaría más de 10 minutos. Y cobrar seis mil soles al año por tres líneas en un directorio es no tener ética.

Sé que al final de cuentas todo es debatible, pero vayamos a los hechos:

  • Preguntate tú mismo: cuando buscas un servicio ¿Vas a Google o a las Páginas Amarillas?, ¿o lo consultas con conocidos ya sea en persona o en redes sociales?
  • Las Páginas Amarillas jamás te entregan reportes de cuantos clientes llegaron a tu web por ellos, cuantos te llamaron o hicieron una conversión. No puedes medir el ROI o hacer tracking, solo pagarles y rezar.
  • He leido en foros que los agentes de Páginas Amarillas llegan a decir mentiras tan aberrantes como que ellos le venden su base de datos de negocios a Google, así que al dejarlos a ellos dejarás de aparecer en el buscador.
  • En muchos rubros, no aparecen las Páginas Amarillas en primer lugar, sino una empresa específica. Pongamos un ejemplo, si yo busco “Muebles de peluquería” en Google, el primer resultado es Industria Flores (cliente de Escuela Digital) y dos lugares más abajo aparece la misma empresa pero en las Páginas Amarillas. ¿Cuál le generará mejores resultados?Cliente de Escuela Digital

     

  • Un cliente de Escuela Digital me cuenta que tuvo unos apuros económicos y dejó de pagar. Apenas pudo hizo el pago (de casi 3 mil soles) esperando que repongan su anuncio, pero le dijeron que su anuncio ya no aparecería (las “políticas de la empresa”) a menos que haga un nuevo contrato con otros términos y costos. Mi recomendación fue: “deja esa basura”.

Páginas web Powered by Hibu

Mención aparte merece su nueva gallina de los huevos de oro: El diseño de páginas web (con el nombre de Hibu). En primer lugar, es positivo que entiendan que los negocios necesitan una identidad propia, construir su marca a través de un propio sitio web y no desde un directorio que cada vez menos gente visita. Sin embargo, no es más que otra empresa grande que se sube en el carro del diseño web sin tener experiencia ni profesionales de nivel (al igual que Claro o Movistar), solo apoyados en su fuerza de ventas. Al final las empresas no solo pagan una cuota mensual por aparecer en el directorio (que pocas personas visitan) sino otra cuota mensual por una página web que parece ser diseñada por un practicante.

paginas web

Conclusión

Todas las empresas, dentro de su presupuesto asignan un porcentaje al márketing y publicidad. Y las grandes empresas saben que los canales de publicidad son variados y a cuantos más puedan apuntar mejor. Para los pequeños negocios su presupuesto puede invertirse en:

  • Marketing. Construyendo la marca, estrechando relaciones con los clientes, solucionando sus problemas, mejorando los canales de venta y distribución, etc. En resumen, hacer que sus clientes estén felices y los recomienden. Eso no cuesta dinero, es solo trabajar bien.
  • Publicidad. Por internet: Facebook Ads y Google Adwords te permitirán llegar a muchas más personas que las Páginas Amarillas y a una fracción del precio. Recomiendo también una empresa de diseño web para construir tu marca, tener un catálogo adecuado de tus productos y servicios (cosa que Facebook no permite) y abrir un nuevo canal de ventas y atención al cliente.

Suscríbete al blog de EDteam

Ingresa tu correo electrónico para recibir nuestro boletín semanal