Comunicado de la Junta Directiva

La junta directiva de EDteam en su totalidad, luego de reunirse y analizar los hechos detalladamente ha tomado la decisión de publicar este comunicado ante los intentos del señor Jonathan Ulises Miranda Charles (Jon Mircha) de chantajear a esta empresa.

1. Antecedentes

El señor Jon Mircha ha trabajado como docente en EDteam desde el año 2016. Desde entonces ha colaborado con frecuencia en la elaboración de cursos y como con todo profesor, EDteam hizo grandes campañas de marketing para promocionar su imagen y potenciar su marca personal. Entre esas invitarlo, con todos los gastos pagados, al EDcamp Bogota 2017, EDcamp Lima 2018 y EDcamp Cochabamba 2018.

EDteam siempre ha cumplido religiosamente con sus pagos sin adeudarle un centavo. Incluso en los momentos más duros de la empresa cuando estábamos frente a una posible bancarrota (y tuvimos que pedirle plazos de pago a profesores y empleados que pueden dar fe de ello), Jon Mircha se mostró ofuscado ante la posibilidad de que no podamos cumplir con sus pagos asi que hicimos un esfuerzo para no adeudarle nada dada su actitud. Sin embargo se le pidió su comprensión, así como hubo momentos en que la empresa le pagó muy bien, este era un momento difícil. Pero estaba molesto por ganar menos. Quisimos creer que estaba pasando por un momento económico dificil y no que era pura codicia, asi que decidimos seguir adelante y no juzgarlo.

2. Jon Mircha es invitado a ser socio de EDteam

En el EDcamp Lima 2018, invitamos a Jon Mircha a ser socio de EDteam porque sentimos que podía aportar mucho valor a la empresa, obviamente en el área de la programación. Él además sugirió ser CLO (Chief Learning Officer) pero se le negó la solicitud porque era un puesto que no teníamos en mente ni necesitábamos. Él proponía conectarse con nuevos profesores y coordinar los nuevos cursos con ellos, labor que siempre había cumplido nuestro CEO. Pero ya que nunca esta de más una mano extra, aceptamos su ofrecimiento.

Ahora bien, ser socio de una empresa consolidada y madura como EDteam y no en una etapa inicial no es gratis. Sin embargo, nuestra propuesta fue enormemente generosa (muchos de los lectores seguramente estarían felices de recibirla):

  • Jon Mircha haría nuevas labores en EDteam por cuatro meses sin pago: septiembre, octubre, noviembre, diciembre. Esa sería su cuota de ingreso para ser socio (debimos pedirle varios miles de dólares pero la codicia jamás ha sido nuestro norte, siempre ha sido encontrar personas comprometidas con nuestro mismo sueño).
  • Sus nuevas labores serían:
    1. Integrarse al equipo de desarrollo, asesorando y supervisando al resto de nuestros programadores (dado su nivel de programación era lo que esperabamos de él). Estabamos trabajando en proyectos enormes como lanzar la nueva página web (dejando drupal y pasando a React + Next + Go) y la integración de esa web con la app en un solo proyecto y sentíamos que nos faltaban manos y no llegariamos a tiempo.
    2. Coordinar con profesores los nuevos cursos, temarios, calendarización, etc. Trabajo que él propuso y que no necesitábamos porque siempre hemos tenido a la persona indicada para hacerlo.

Es importante indicar que solo por estas nuevas labores no cobraba. Porque él seguía recibiendo sus pagos de siempre por cursos dictados y comisiones de ventas.

Jon Mircha nunca escribió una línea de código en EDteam

Lamentablemente, nos enteramos de la peor manera que Jon Mircha no ha realizado proyectos reales en programación más que experimentos y preparar cursos leyendo la documentación. Le pedimos reiteradamente que nos ayude en el trabajo, lo integramos a las reuniones de desarrollo, le pedimos consejo en temas JavaScript (asumiendo que sabía más que el resto del equipo) pero jamás hizo nada y solo nos daba excusas. Para el equipo fue evidente que no comprendía de qué estábamos hablando y que no tenía el nivel de programador que nadie en el equipo. ¿Que podíamos hacer? El trato era para que programe y él nunca nos dijo la verdad.

¿Debíamos decirle que por engañarnos el trato se anulaba y sacarlo del equipo? En realidad sí. Fallamos en eso y hoy pagamos las consecuencias. Pero por amistad lo dejamos solo coordinando con nuevos profesores y recogiendo testimonios. Una labor mecánica y administrativa que cualquier empleado podría realizar. Y a cambio se volvía socio de la empresa. Negocio redondo para él. Error de principiante para nosotros.

Jon Mircha y sus recurrentes errores de gestión

Pronto nos dimos cuenta que invitarlo fue uno de nuestros peores errores. Era evidentemente el eslabon más débil de nuestra cadena y el estrés era constante. Ejemplos:

  • Plagiaba artículos para el blog (cogía artículos en inglés y los pasaba por Google Translate para el blog de EDteam).
    Le cancelamos nuevos articulos.
  • Nos entregaba materiales para infografías con errores de teoría que el resto del equipo debía corregir (un programador que está en el campo, domina esos conceptos al revés y al derecho).
    Le cancelamos que envíe nuevo contenido.
  • No revisaba los temarios que enviaban los profesores y en más de una ocasión tuvimos que mover fechas para pedirles a los profesores mejoras en sus temarios.

No compartía la visión ni el compromiso de EDteam y sentimos que solo estuvo seducido por el aura de startup en crecimiento y la popularidad que eso conlleva. Pero a la vez, levantar una startup como EDteam implica trabajar como si no hubiera un mañana. Más aún si eres socio. Sin embargo, en las dos campañas más importantes de 2018: Black Friday y Navidad, él desapareció. En los momentos del año en que todo el equipo trabaja domingos y feriados no contamos con él. Pero siguió cobrando sus cursos dictados y comisiones de ventas. Pero era insostenible trabajar con ese nivel de ineficiencia. Tarde o temprano, todo reventaría.

Salida de Jon Mircha de EDteam

El punto final fue el lanzamiento de una nueva especialidad. Tiempo antes se hizo una clase modelo con el docente para verificar su didáctica y la logísitica (audio, imagen, conexión, etc). Sin embargo, esta clase modelo comenzó 45 minutos tarde de la hora acordada y se le comunicó a Jon en el feedback que eso no debería ocurrir. Pero llegado el día del lanzamiento, la clase comenzó 40 minutos tarde. Aún después de habérsele indicado en el feedback de la clase modelo que eso no podía suceder, que debía tomar sus precauciones. Su disculpa fue que el docente tuvo un percance y que él había dejado todo configurado 10 días antes así que lo que pase en los 9 días siguientes no le compete (no fueron sus palabras pero era evidente que eso quería decir). En otras palabras, mientras el equipo trabajaba todos los días en detalles de marketing, gestión y desarrollo para el lanzamiento de la especialidad, Jon Mircha configuró la computadora de la docente 10 días antes y solo se apareció 30 minutos antes de la clase asumiendo que lo que pase en el lapso intermedio no le compete en lo absoluto (a pesar de que es su trabajo y se le paga por eso).

Comenzar el lanzamiento de una especialidad 40 minutos tarde daña terriblemente la imagen de EDteam y él no lo comprende. Independientemente de si el docente tuvo o no un percance personal que a cualquiera le pudo pasar, el no estuvo los días previos verificando que todo esté en orden. Como prueba de esto, recién coordinamos la adquisición de un nuevo micrófono y la regrabación de las clases para asegurar el compromiso con la calidad (asegurarse de que el docente cuente con un micrófono adecuado y no uno amateur era responsabilidad de Jon Mircha y no cumplió).

Lamentablemente, por más amistad que pueda haber, EDteam se construyó con un esfuerzo humano enorme. Con un equipo comprometido hasta las lágrimas. Con noches sin dormir, meses sin cobrar, semanas de 80 horas a más. Que alguien configure una maquina, no se preocupe por 9 días y solo llegue media hora antes a decir que lo que pase en el intermedio no es su problema ofendía los principios por los que tanto hemos trabajado. No podíamos soportar más estos errores de gestión. Así que, como haría cualquier empresa del planeta, fue retirado de Slack como medida correctiva (el equivalente de suspender unos días a un empleado sin salario por ineficiencia).

Cuando fue reintegrado a Slack (al día siguiente), en lugar de aceptar sus errores y comprometerse a mejorar, dejó abandonado el trabajo y dos días después nos envió dos documentos. Uno a todo el equipo https://drupal.ed.team/sites/default/files/archivos/2019-04/Porqu%C3%A9DejoEDteam%20%283%29.pdf en el que se victimizaba y otro a los socios https://drupal.ed.team/sites/default/files/archivos/2019-04/AcuerdosJonEDteam%20%282%29.pdf en el que nos chantajeaba de la forma más ruin.

En esencia nos decía:

  1. A partir de hoy me tomaré una semana libre pero ustedes deben seguir pagándome.
  2. A partir de hoy decido cuales son mis funciones y cuales no pero ustedes deben seguir pagándome.
  3. Los cuatro meses que trabajé gratis (en los que nunca programó que fue para lo que lo trajimos) me los deben pagar.
  4. Si no lo hacen se quedan sin EDcamp
  5. Si no lo hacen hago público el primer documento (ya lo hicimos público Jon, ya no te molestes https://drupal.ed.team/sites/default/files/archivos/2019-04/Porqu%C3%A9DejoEDteam%20%283%29.pdf)

Lo interesante es que el documento que el amenaza compartir usa capturas de Slack privadas por lo cual puede ser demandado por EDteam. Pero igual, ya lo compartimos nosotros.

Jon Mircha y EDcamp

El EDcamp México 2019 tiene (o tenía) como anfitrión a Jon Mircha. En los dos EDcamp previos, Jon nos decía que en Mexico él podria hacer un EDcamp de 500 o 600 personas y obviamente eso nos llenaba de ilusión. Pero llegado el momento, como es una constante en él, sus promesas se desvanecieron.

  1. Nunca encontró un local de 500 personas. Y pretendió acomodarnos en un teatro nocturno estilo cabaret (inadmisible para una empresa de educación). Sentiamos que un chico vestido de cuero atendería la puerta y mujeres en ropa interior llevarian cigarros a los asistentes.

  2. La junta directiva tuvo una reunión de urgencia (sin él) para llamar a larga distancia a Mexico y buscar locales ya que el tiempo pasaba y Jon no hacia su parte.

  3. Nuestro CEO se comunicó con Sngular para solicitarle recomendación de donde hacer el EDcamp y de ahi nació su apoyo para los workshops. Jon Mircha jamás se comunicó con ellos previó a esto. A pesar de que tenia el contacto. Luego de esta reunión, recien él fue. Es decir, hicimos su trabajo.

  4. Finalmente Jon consiguió un local muy bonito (el teatro Franz Mayer) pero de solo 200 personas, no de las 500 que prometió por meses y luego de tenernos en agustia por su ineficiencia.

  5. Hasta la fecha (un mes previo al evento) no tenemos:

    1. Logísitica para los workshops (solo local donado por una empresa auspiciadora a la que no se contactó Jon Mircha)
    2. Hospedaje para los speakers y el staff de EDteam (no sabemos donde vamos a dormir!)
    3. Equipo local de apoyo
    4. Itinerario de actividades, comidas, cena de speakers

    Lo único que tenemos (o teníamos) es el local de las conferencias. Y aún así EDteam le ha pagado cada centavo.

Ahora Jon Mircha nos chantajea con lo único que tiene a la mano: el EDcamp. El 15 de abril tenía que pagar la segunda mitad de la reserva del local (aproximadamente 580 dólares) y el tiene casi 900 dólares de dinero de EDteam que recibe en su cuenta. Cuando le pedimos que use ese dinero para pagar el local, nos dice que se quedará con ese dinero porque le debemos los meses que trabajó gratis (los meses en los que no programó pero sí recibió pagos de cursos dictados y comisiones).

En resumen, como Gollum en el Señor de los Anillos se está adueñando de lo que no es suyo (¿como se le llama a eso en sus paises?). Está diciendo qué debemos pagarle, cómo debemos pagarle y bajo qué términos (sus términos) o nos quedamos sin EDcamp.

Como dato adicional, a espaldas de todo el equipo, el último mes le pidió a nuestro contador que le pague de más con la excusa de que necesitaba dinero para el EDcamp. Obviamente el contador le dijo no. Si Jon Mircha tenía problemas económicos y necesitaba dinero solo tenía que decirlo. ¡Eramos amigos y nos apoyamos! Como el caso de Alexys que ahora está en el hospital pero EDteam le pagará íntegro su salario aunque no pueda trabajar porque es lo correcto, jamás lo vamos a dejar de lado. Lo que no está bien es hacer artimañas para obtener más dinero a las espaldas de los demás. Cuando el dinero supera a la ética se ensucia. Cuando el dinero proviene del trabajo digno se enaltece.

Conclusiones

Nos queda clarísimo que Jon Mircha siempre estuvo en EDteam por popularidad y dinero. Pero eso no es un emprendimiento. Un emprendimiento es sudar sangre para ganar cuota de mercado y cada falla del equipo es una puñalada en el corazón de la empresa que a la larga la mata. Los emprendimientos mueren más veces por sus propios errores que por mérito de su competencia. Pero Jon quería dinero, fama, viajar gratis, tomarse fotos. Pero es alérgico al trabajo duro y a la exigencia que es la que ha hecho a EDteam la plataforma de mayor crecimiento en español.

Como dice el dicho:

Todos quieren ser millonarios y famosos. Pero muy pocos quieren hacer el esfuerzo para lograrlo.

En EDteam sí hicimos ese esfuerzo, hasta los socios tuvimos que pasar meses sin cobrar para salvar a esta empresa de la bancarrota pero jamás lo hemos sacado en cara ni nos hemos quejado porque eso es emprender. Jon Mircha llegó a una empresa saludable y en crecimiento. Nunca entendió lo que significa crearla. Emprender no es fama y dinero. Emprender es construir un sueño con tus propias manos, sacrificando todo en el camino.

Cuando un empleado termina una relación laboral con una empresa, la empresa tiene la obligación de pagarle lo que se le adeude y el empleado la obligación de entregar todos los documentos y recursos de la empresa que tenga bajo su poder porque no son suyos. Son de la empresa. Quedárselos, y peor aún, chantajear a la empresa con eso es un acto vil y antiprofesional.

Finalmente, entendemos que este comunicado puede perjudicar nuestra imagen generando ruido sucio alimentado por haters. Sin embargo, tenemos muy en claro nuestros principios entre los cuales está el siguiente:

Jamás aceptes a un chantajista

Si le das dinero a un chantajista te chanteajará con otra cosa. Y otra, y otra y otra. O lo detienes de una vez o se vuelve un bola de nieve que no para de crecer. Señor Jon Mircha, no vamos a aceptar su chantaje. Y que toda la comunidad de Internet sepa sus verdaderas intenciones.

Sabemos que el riesgo de cancelar el EDcamp es altísimo. La inversión que hemos hecho (varios miles de dólares) es enorme y perderla será terrible (además del dinero nuestro que ya perdimos porque Jon Mircha dice que es suyo). Haremos todo lo que esté en nuestras manos para no perder el EDcamp. Si alguno de los inscritos al EDcamp conoce un lugar que podamos alquilar ayúdennos con eso. Y si en el peor de los casos se cancela, les devolveremos hasta el último centavo, es nuestro compromiso. Porque emprender significa correr riesgos. Y cuando las cosas salen mal toca llorar hacia adentro y corregir y seguir, y tragarse las lágrimas porque de llorar no se vive, porque en esta empresa hemos vivido cosas terribles y hemos salido adelante y también saldremos de esta. Pero jamás aceptando a un chantajista.

¡Se tenía que decir y se dijo!


La Junta Directiva de EDteam